• Búsqueda de libros, revistas, folletos o mapas.
  • Búsqueda, consulta y visualización de fotos, audios o documentos
  • Búsqueda de libros, revistas, folletos o mapas en cinco diferentes bases de datos.
  • Centro de Documentación del Departamento Administrativo de Planeación - DAP.

¿Cómo combatir a un monstruo sin boca ni cabeza que se engulle todo?

Desde hace algunos años venimos hablando de la modernización de la Administración Pública, como un propósito de servir eficiente y trasparentemente a las demandas y necesidades de la comunidad. Tomemos  un punto de partida: la  Constitución de 1991 y su Artículo 2 que expresa: “Son fines esenciales del Estado: servir a la comunidad, promover la prosperidad general y garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución; facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan y en la vida económica, política, administrativa y cultural de la Nación; defender la independencia nacional, mantener la integridad territorial y asegurar la convivencia pacífica y la vigencia de un orden justo. Las autoridades de la República están instituidas para proteger a todas las personas residentes en Colombia, en su vida, honra, bienes, creencias, y demás derechos y libertades, y para asegurar el cumplimiento de los deberes sociales del Estado y de los particulares.”

Frases y expresiones materializadas en los servicios que los entes públicos y sus servidores brindamos a la comunidad. Producto de este mandato constitucional hemos venido evolucionando hacia la construcción de un sistema de planeación con mayor eficiencia: propósitos contenidos en el Modelo Integrado de Planeación y Gestión (MIPC). El Modelo que aún continúa evolucionando ha incorporado dentro de su estructura el Plan Anticorrupción, una suerte de acciones, protocolos y compromisos que buscan erradicar y actuar en forma preventiva frente a posibles escenarios de corrupción. Para algunos puede ser extraño hablar de Plan Anticorrupción pero su recurrencia (nos referimos a la corrupción) y perjuicios, son tan altos en el sector publico y privado de nuestra sociedad, que resultaba necesario elaborar un Plan para enfrentar y evitar su ocurrencia. Una de las últimas estrategias emprendidas por la administración del Estado para continuar enfrentando este cáncer que socaba las más ondas estructuras del orden social, es la creación de una Política Pública Integral Anticorrupción.

Pie de página del video: Política Pública Integral Anticorrupción.

Hagamos un símil. Casi todos hemos visto las famosas matrioskas: tradicionales muñecas de madera rusas, que dentro contienen otras y así sucesivamente. La primera muñeca para nuestro ejemplo puede ser nuestra constitución, las leyes y normas que la materializan; en la siguiente muñeca están los entes del estado que regulan, controlan, vigilan  y normalizan  el servicio público; en la siguiente muñeca está los entes territoriales; en la siguiente la Piloto: un ente público con autonomía administrativa; le sigue nuestra dirección, control interno y la subdirección de Planeación, después nuestros procesos y en el corazón de todas esas muñecas estamos todos, incluido usted.

Entonces continuando con esta metáfora de una muñeca dentro de otra, hablemos de la estructura del Plan Anticorrupción, imaginemos igualmente que la primera muñeca donde está contenido el Plan se llama: Modelo Integral de Planeación y Gestión, con la sigla (MIPG).

Veamos el siguiente video que nos explica ¿Cómo está compuesto el Modelo Integrado de Planeación y Gestión?, en su versión más renovada.

El modelo de (MIPG) integral del Sistema de Gestion de la Calidad y El Sistema de Desarrollo Administrativo, articulado con el Sistema de Control Interno; dentro de esta muñeca llamada (MIPG) se encuentra el Plan Anticorrupción y a su vez el Plan Anticorrupción contiene otras estrategias y acciones llamadas:  Riesgos de corrupción, Política anti tramites, Rendición de Cuentas, Mecanismos de atención al ciudadano y Transparencia y acceso a la información.

Ahora hablemos de cada una de las partes que componen el Plan Anticorrupción y ¿por qué ayudan a enfrentar estratégicamente la corrupción?

¿Qué es un Plan Anticorrupción?

Los Riesgos de Corrupción no son otra cosa que el levantamiento por escrito de las posibles ocurrencias de corrupción que se pueden presentar en una entidad de carácter público. Los riesgos se levantan mediante un procedimiento y se analiza su ocurrencia de acuerdo con los Procesos que conforman el ente Público. Ejercicio que los líderes de los procesos deben reportar con periodicidad haciendo uso del instrumento. De esta manera, analizando los posibles escenarios de la institución, advertimos y prevenimos su ocurrencia.

El segundo componente del Plan Anticorrupción es la Política Anti-trámites: esta era una práctica que estaba enquistada en la administración pública y que afectaba considerablemente al ciudadano. Imagínense esas entidades ineficientes que solicitan tres cosas para un proceso y cuando las llevas, piden una cuarta y un quinta: una lista interminable de requisitos para acceder a un servicio; entonces lo contrario es una Política Anti-trámites y ¿por qué está asociada a la corrupción? porque la falta de claridad en los tramites era un aspecto profundo y generador de corrupción. “Ese servidor pide muchas cosas, entonces acelerémoslas con un poquito de corrupción” Aceptar dádivas, regalos u otro beneficio es una prohibición tácita del Código Disciplinario Único.

Otro de los componentes del Plan Anticorrupción es el ejercicio de Rendición de Cuentas a la Ciudadanía; aunque rendir cuentas es un ejercicio  antiguo en algunas culturas, todavía es un proceso nuevo en el Servicio Público, su espíritu es el mismo que de una Asamblea de Accionistas: “es la obligación de un actor de informar a  otros, con derecho a exigirla, debido a la presencia de una relación de subordinación y  la posibilidad de imponer alguna sanción o  premiar  el  comportamiento y resultados de una gestión.” De acuerdo con los manuales, se rinde cuentas a la comunidad en forma permanente pero su método exige como cierre de periodo rendir mediante la elaboración de un informe escrito con unos contenidos obligatorios y puestos al criterio de aprobación y reprobación de la ciudadanía.

Pero ¿por qué la ciudadanía que antes no tenía más que recibir el servicio, decide y hace recomendaciones a una entidad pública?, pues ese derecho materializa el concepto de   democracia participativa, donde los ciudadanos tienen incidencia y cuentan en las decisiones de lo público.  Una institución de espaldas a la realidad de una sociedad también podría ser un foco de corrupción: comprar lo que no se necesita, no atender las necesidades de la sociedad, priorizar cosas innecesarias, entre otras, podrían ser parte de esos focos de corrupción.

Ahora nos encontramos con los Mecanismos de Atención al Ciudadano y Transparencia, son todos aquellos medios, espacios y canales que se abren para la atención ciudadana. Pueden ser presenciales, como los horarios de servicio, los buzones de sugerencias, las oficinas de atención; y los virtuales y electrónicos: preguntas, quejas, reclamos sugerencias y denuncia en línea (PQRSD); incluso los derechos de petición que van directamente a la Secretaria General. La transparencia de estos mecanismos está en darle una intervención y un diligenciamiento adecuado, acorde a la observación del ciudadano. También hace parte de este componente de transparencia nuestro código de ética y la Política de Comunicaciones de la entidad. El último componente del Plan Anticorrupción se llama Acceso a la Información. Veamos el siguiente video.

En el sitio Web institucional debemos publicar nuestros planes, seguimiento y resultados de la Gestión, esto le brinda al ciudadano la posibilidad de acceder a la información para evaluar y hacer seguimiento de los resultados de la gestión; publicar, por ejemplo, las vacantes de empleo, brinda la posibilidad al ciudadano del acceso al servicio público, eso es transparencia. La contratación publicada como se viene haciendo en el Sistema Electrónico de Contratación Pública (SECOP) es otro elemento fundamental para la transparencia en la contratación y la compra eficiente para las entidades públicas.

Ahora que sabemos que hay un Plan Anticorrupción, que consciente y permanentemente venimos analizando la pertinencia de nuestros trámites; que contamos con medios para la expresión de nuestros usuarios y ciudadanos; a quienes en forma permanente le rendimos cuentas cuando le servimos, a quien damos acceso a la información pública que producimos para él.

Todos nosotros debemos tener la certeza, que con estas y otras acciones, mantendremos nuestra atención en alto para actuar contra la corrupción en cualquiera de sus manifestaciones.  Ahora que sabes que tenemos un Plan Anticorrupción, que viene del Modelo Integral de Planeación y Gestión (MIPYG), que nos ayudará a blindar nuestra institución del mayor de todos los males: el monstruo sin cabeza, la madre de todos las enfermedades para una sociedad, la corrupción.  Recuerda que tu eres el corazón, los ojos y el cerebro para que este Plan funcione.

 

 

#Síguenos

                       

#Suscríbete

Enviar
© 2010  |  Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina | Carrera 64 No. 50 - 76 | Tel. 4600590