• Buscar Libros, revistas, mapas y/o folletos
  • Buscar fotos, audios
    y/o documentos

El Servicio Público: entre lo correcto y lo corrupto

Para hablar de corrupción no tenemos más que prender la televisión. ¿Triste no? No vamos a hacer una lista interminable de ejemplos de escándalos: sobreprecios, pagos y coimas, contratos sin cumplimiento de requisitos legales, falta de transparencia, jueces corruptos, desvío de recursos y otra infinidad de trucos, malabares y rarezas de este circo del terror al que diariamente acudimos inermes y sorprendidos.

La palabra “corrupción” proviene del latín corruptus, que significa descomposición, podredumbre o desintegración. Por favor retenga estas 3 expresiones que son fundamentales para entender que la corrupción opera como el desmantelamiento y corrosión de nuestra sociedad al grado de dejarla, si continua al rito actual, en una postración irremediable.

Es indudable que los problemas que vive una sociedad pueden ser multicausales y las posibles soluciones estar asociadas a múltiples alternativas. Transparencia Internacional, el organismo que vigila el comportamiento y el nivel de corrupción de las naciones, la define como “el mal uso del poder encomendado para obtener beneficios privados.”

El doctor Jorge Yarce, filósofo y escritor de varias obras sobre ética y corrupción en Colombia, afirma que la solución a la corrupción no está exclusivamente en las medidas represivas, pues queda demostrado que, aunque incrementen las penas, los delitos no disminuyen.

Yarce, quien integra el Instituto Latinoamericano de Liderazgo, habla del daño sistémico de la corrupción a la estructura del estado, y afirma que la corrupción es el principal enemigo de la estabilidad del Estado y la democracia, que “es tan grave como un genocidio, ya que, resulta en una plaga porque afecta los derechos fundamentales de las personas. El mayor problema para hacer negocios en América Latina es la corrupción, lo dicen varios informes internacionales.”

Yarce encuentra parte de esa debilidad en el poco aprecio de lo público y lo social en algunos servidores públicos y privados. De acuerdo a una encuesta realizada por la Universidad Javeriana a servidores estatales para medir su ética, se concluyó que en muchos funcionarios públicos hay desinterés por los bienes del Estado y que existe un gran desamor hacia el bien común. “Por supuesto no son todos los funcionarios públicos”, aclara Yarce, hay una inmensa mayoría de funcionarios que son honestos, frente a un pequeño grupo de poderosos pícaros. Recordemos que de la proporción de 1’200.000 servidores del Estado, la proporción de corruptos es baja; igual no podemos negar que sus impactos son múltiples y altos. Al doctor Jorge Yarce le hicieron una entrevista en el Periódico El Espectador. Aquí compartimos contigo 2 preguntas importantes:

¿Qué nos falta a los colombianos?

“La solidaridad y el respeto. En Colombia no predomina el otro y la ausencia de comunidad y sentido del bien común. Las personas roban al Estado porque creen que no es de nadie. Existe demasiado relativismo y consumismo. Todo el mundo hace lo que quiere, porque cree que lo está haciendo bien. Debe existir una orientación a conseguir el bien, para eso sirve la ética, como una orientación”

¿En síntesis cómo luchar entonces contra este cáncer?

“Poner en marcha políticas éticas, unos objetivos centrales de la ética en el lugar de trabajo. Que todos los empleados sepan qué es la ética y luchar por los principios de la ética. Preservar el buen nombre de la empresa, y resolver los dilemas que se nos presenten acudiendo a los principios de la empresa. No se trata de importe, se trata de una guía. La ética no es de prohibiciones, se trata de afirmaciones. Ser honestos, ser leales y transparentes, solidarios. Respetar los bienes comunes, y sensibilizar a las personas de que vale la pena, por su cuenta ser ético.”

El buen funcionamiento de una sociedad está garantizado en la aplicación de las leyes y en la conciencia social de sus ciudadanos. La ciudadanía debe empoderarse más de las decisiones púbicas y las entidades ser más transparentes en sus acciones. Debemos procurar aumentar la conciencia de las autoridades y mantener informada a la sociedad afectada, y como lo expresa   una consigna de jóvenes que marchan contra la corrupción: “El corrupto nos teme, el honesto nos apoya y el valiente se nos une.”

 

“La corrupción es el principal enemigo de la estabilidad del Estado y la democracia”, Entrevista del 16 de septiembre. 2016. EL Espectador. Política. https://www.elespectador.com/noticias/politica/corrupcion-el-principal-enemigo-de-estabilidad-del-esta-articulo-655306

 

 

#Síguenos

                       

#Suscríbete

Enviar
© 2010  |  Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina | Carrera 64 No. 50 - 76 | Tel. 4600590