• Búsqueda de libros, revistas, folletos o mapas.
  • Búsqueda, consulta y visualización de fotos, audios o documentos
  • Búsqueda de libros, revistas, folletos o mapas en cinco diferentes bases de datos.
  • Centro de Documentación del Departamento Administrativo de Planeación - DAP.

Algarrobo

 

En: Flora sonsonesa (1928)

I. El Algarrobo que figura en el Léxico español es Ceratonia siliqua Linneo, de la familia de las Leguminosas-cesalpineas, natural del Oriente y del Mediodía de Europa. Es un árbol dioico, siempre verde, que florece en otoño e invierno y cuyo fruto sirve de alimento al ganado.

El Algarrobo americano, digamos “criollo” pertenece también a la misma familia, pero es un árbol distinto. Linneo le dio el nombre de Hymenaea Curbaril; es propio de los climas cálidos y uno de los vegetales más corpulentos y majestuosos de nuestra flora.

 

 

II. El nombre español se deriva del árabe al-karroba, la fruta, en tanto que el científico genérico es de origen griego: Hymen, dios mitológico del matrimonio, probablemente por los foliolos pareados de sus hojas. El Algarrobo es un árbol inerme de hojas alternas, formadas cada una de dos foliolos cortáceos, asimétricos, con estípulas caducas; el fruto es oblongo, semicilíndrico, grueso, casi leñoso e indehiscente.

 

 

III. Este hermoso vegetal es propio de nuestros climas cálidos; común en los Llanos de Casanare y San Martín y en las riberas del río Magdalena hasta la altura de 400 metros sobre el nivel del mar. Sin embargo, se le cultiva en las tierras templadas, donde se desarrolla con notables exuberancia y hermosura.

En nuestro Municipio hay muchos ejemplares en el río Arma, la Loma de Maitamá, los Planes, etc. Alejandro de Humboldt encontró durante sus viajes por el Amazonas algunos individuos vegetales de esta especie cuyo tallo medía más de 20 metros de circunferencia.

IV. La madera de este árbol es hermosa, muy resistente, compacta y susceptible de buen pulimento; su densidad es de 0.904. La corteza es astringente y se usa para combatir la diarrea y como vermífugo (C. Cuervo Márquez). El tronco da una substancia resinosa, llamada “anime”, preconizada por los empíricos contra las afecciones del pulmón.

El fruto tiene cierta importancia. El pericarpio, que es muy duro, produce, si se le arroja sobre las brasas, un perfume agradable al olfato; las semillas están en medio de una pulpa seca, harinosa, que se tritura o parte en una especie de polvo alimenticio, o por lo menos comestible, pues los muchachos lo comen de buena voluntad.

Tal es el Algarrobo colombiano. Hay otra especie congénere, que en Cundinamarca llaman Nazareno, Hymenaea floribunda, que produce una madera estimada por su densidad y dureza extraordinarias.

© 2010  |  Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina | Carrera 64 No. 50 - 76 | Tel. 4600590