• Buscar Libros, revistas, mapas y/o folletos
  • Buscar fotos, audios
    y/o documentos

Luisa Fernanda: Madre y bibliotecóloga.

De profesión bibliotecóloga, Luisa Fernanda Hinestroza combina su vida profesional en Procesos Técnicos de la Piloto con los quehaceres del hogar. Luisa es casada y tiene una hija por la cual siente un inmenso cariño. Ese cariño que se le quiere salir por los poros cuando se le iluminan los ojos y nos cuenta cómo es el pequeño universo que comparte con su pequeña consentida.

“Tengo una hija de 5 años que es mi adoración, mi niña arco iris. Como ella ya está en el colegio todas las noches me toca acompañarla con las tareas y los fines de semana los paso entre las clases extracurriculares, haciendo un poco de quehaceres en la casa y compartiendo con ella y mi esposo.”

Luisa es paisa, nació en Medellín, pero por sus padres está conectada con esa tierra hermosa y vibrante que es el departamento del Chocó, tal vez uno de los territorios con mayor biodiversidad del planeta.  Al preguntarle sobre su infancia decide resumirnos su experiencia en esta corta frase: “Mi infancia fue feliz en medio de juegos callejeros y de amigos.”

Seguramente Luisa participó de los juegos tradicionales entre la calle del barrio y la esquina del señor de la tienda; muy probablemente rayó el piso para hacer una golosa o rayuela, como la llaman también, muy al sur del continente, o probablemente reunió piedras para hacer un montículo y jugar Yeimi (para los que no lo registran, Yeimi es otro de nuestros tradicionales juegos callejeros).

Todos decimos que la verdadera escuela de valores es la casa: el ejemplo familiar, y Luisa lo sabe. “Mi mamá siempre nos enseñó a ser responsables, por eso no nos revisaba los cuadernos para ver qué tareas teníamos pendientes. Nos enseñó además a ser solidarios con las personas que necesitaban de nuestra ayuda.” Luisa se distingue por su cortesía, es amable y alegre, particularidades de su ser que hacen que sea difícil, por lo menos para los que no trabajamos frecuentemente con ella, darnos cuenta cuando puede estar enojada o tensa. Se distingue por el buen trato que brinda a otros. Su sonrisa inmensa siempre le da la bienvenida a una grata conversación.

Quisimos que Luisa nos contara sobre su paso por la universidad. “Las posibilidades de estudiar en la Universidad para mí eran muy bajas, pues mi mamá no podía costearme estudios de educación superior, así fuera en una universidad pública. Resulta que me gané una beca, por sacar los mejores puntajes del ICFES de mi núcleo educativo en el programa Medellín Primero en el ICFES; teniendo la posibilidad de estudiar en cualquier universidad de la ciudad la carrera que quisiera, empecé con la admisión en varias universidades privadas y a la par en la U. de A.  Cuando pasé decidí quedarme en la pública porque pensé que era lo mejor para mí. La bibliotecología llegó a mi vida porque una amiga cercana había recibido una charla por parte de la Escuela Interamericana de Bibliotecología, donde le contaron de qué se trataba la carrera y me pareció interesante, por eso la puse como segunda opción”.

Luisa afirma que si no hubiera sido bibliotecóloga, su camino tal vez hubiera sido la contaduría.

Y es que esa fue su primera opción en el formulario “porque mi colegio era con énfasis en Comercio y tenía algunas bases, me parecía interesante.” Luisa llegó a la Piloto, después de haberse presentado en el 2005 al Concurso Público de Méritos. Hoy hace parte del equipo de Procesos Técnicos.

“Como profesionales en el área de la bibliotecología es nuestro deber mantenernos actualizados en las nuevas tendencias en información; esto nos permite orientar nuestro quehacer a satisfacer las necesidades de los usuarios ya que al igual que las herramientas los usuarios cambian, y necesitan no sólo información académica, sino aquella en la que confluya su parte personal y creativa.”

Luisa retorna a sus tareas de análisis y valoración de las colecciones, en compañía del equipo de Procesos Técnicos y de otros servidores del servicio bibliotecario, avanzando en el proceso de expurgo, que según las últimas estimaciones supera el 40% de cajas con los libros para ser evaluados y retornar a nuestra sede renovada.

Luisa sabe que se vienen grandes cambios para la institución, los servicios y los servidores, y con su sonrisa siempre dispuesta afirma que “los servidores debemos estar con la mejor disposición y entrenamiento posible para brindar la mejor atención a nuestros usuarios”. El servicio siempre por encima de todo. Su gran pasión.

 

 

#Síguenos

                       

#Suscríbete

Enviar
© 2010  |  Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina | Carrera 64 No. 50 - 76 | Tel. 4600590