• Búsqueda de libros, revistas, folletos o mapas.
  • Búsqueda, consulta y visualización de fotos, audios o documentos
  • Búsqueda de libros, revistas, folletos o mapas en cinco diferentes bases de datos.
  • Centro de Documentación del Departamento Administrativo de Planeación - DAP.

POR SU SALUD… ¡MUÉVASE PUES!

Las pausas activas son breves descansos durante la jornada laboral que deben realizarse para que recuperemos energías y así tener un desempeño eficiente en nuestro trabajo. Además, contribuyen a disminuir de la fatiga física y mental y a integrar los diferentes grupos de trabajo.

Cuando los músculos permaneces estáticos se acumulan en ellos desechos tóxicos que producen la fatiga. En trabajos de oficina, como los que la mayoría de nosotros desarrollamos en La Piloto, el cansancio se concentra comúnmente en el cuello y los hombros. También se presentan en las piernas al disminuir el retorno venoso ocasionando calambres y dolor en las pantorrillas y los pies.

 

¿Quiénes deben realizar las pausas activas?

Todas las personas que realicen una labor continua por 2 horas o más: oficinistas, trabajadores de manufacturas y fábricas, los que trabajan de pie (en almacenes, tiendas, etc.). En resumen toda persona que dedique más de 3 horas continuas de su tiempo a una sola labor, debe parar por un momento y realizar una pausa por el bien de su salud física y mental.

 

¿Cuándo se debe realizar estos ejercicios?

Puedes realizarlos en cualquier momento, idealmente antes de que aparezca la fatiga muscular. Es recomendable hacerlos: Al empezar la jornada, cada 2 ó 3 horas durante el día y al terminar la jornada.

 

¿Cuáles son los beneficios de las pausas activas?

  • Reducen la tensión muscular.
  • Previenen lesiones como los espasmos musculares.
  • Disminuyen el estrés y la sensación de fatiga.
  • Mejoran la concentración y la atención.
  • Mejoran la postura.

 

¿Quiénes no deben realizar pausas activas?

Personas que tengan las siguientes enfermedades deben consultar con su médico antes de hacer las pausas activas en su lugar de trabajo:

  • Malestar por fiebre producido por infecciones.
  • Fracturas no consolidadas.
  • Personas hipertensas (no deben mover los brazos por encima de los hombros).
  • Personas que necesiten reposo.

 

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de realizar pausas activas?

  • La respiración debe ser lo más profunda, lenta y rítmica posible.
  • Relájate mientras pones en práctica el ejercicio elegido.
  • Realiza ejercicios de movilización en la articulación antes del estiramiento.
  • Concéntrate en sentir el trabajo de los músculos y las articulaciones que vas a estirar.
  • Siente el estiramiento y consérvalo activo entre 5 y 10 segundos.
  • No debe existir dolor, debes sentir el estiramiento que estás provocando.
  • Idealmente, realiza el ejercicio antes de sentir fatiga, puede ser cada dos o tres horas durante la jornada.
  • Elige en primer lugar ejercicios para relajar la zona del cuerpo donde sientes que se acumula el cansancio.
  • Para que un ejercicio sea realmente beneficioso debes hacerlo suavemente y acompañado de la respiración adecuada.

 

En el siguiente video encontrarás una serie de ejercicios recomendados para que realices durante tus pausas activas. ¡A movernos!

© 2010  |  Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina | Carrera 64 No. 50 - 76 | Tel. 4600590