Desde adentro

Francis Yaneth Cadena Ospina

Por: admin

15 Nov 2019, 8:56

Ella es Francis Yaneth Cadena Ospina, muchos la reconocemos como la Secretaria de la Dirección, recientemente evaluada entre los mejores servidores de la Institución.  Labora desde hace 26 años en La Piloto y como ella misma lo expresa: “con grandes aprendizajes.” 
Como hace parte de Nuestra Gente le hicimos a Yaneth una serie de preguntas para conocer más al ser que hay detrás del cargo. Estas fueron sus respuestas:
“Nací en Puerto Nare Antioquia, un pueblo caluroso, tranquilo y con gente muy amable y acogedora.  Aunque tengo muchos recuerdos lindos de infancia, uno de los que más me marcó, está relacionado con la búsqueda de nuestro árbol de navidad, el cual era natural. Este era un evento donde participaba toda la familia, salíamos al campo a buscarlo, lo organizábamos y decorábamos. ¡Era todo un acontecimiento!; por eso nos reíamos, comíamos delicias, jugábamos y simplemente estábamos felices de estar juntos. Allí aprendí, aun en la inocencia, que la felicidad se encuentra en este tipo de momentos y que cuando creciera tendría esta clase de amor en mis relaciones y futuros proyectos.
Cuando llegue a La Piloto los primeros días de trabajo  fueron algo difíciles, pues no tenía mucha experiencia y el nivel de exigencia de los jefes era muy alto, sin embargo, hoy agradezco esta exigencia porque me ha ayudado a forjarme como una mejor profesional y tener un buen conocimiento de todas mis responsabilidades. Es por esto que hoy puedo disfrutar de lo que hago y tener un gran sentido pertenencia y amor por esta gran Biblioteca.
Mi familia está compuesta por mi madre, aunque lastimosamente ya no me acompaña en la tierra, pero si desde el cielo, a quien le agradezco la fortaleza y los valores que me implantó en vida; cuatro hermanas y seis sobrinos. Algunas de ellas viven fuera de la ciudad, pero a pesar de la distancia buscamos momentos para compartir juntas, disfrutar de una buena comida y ¡eso sí! siempre mantenernos en contacto y brindarnos apoyo cuando lo necesitamos.
 

También me acompañan mi hijo y esposo, los cuales son un regalo de Dios para mi vida y motor para salir adelante y dar cada día lo mejor en todo lo que hago. No somos una familia perfecta, pero siempre estamos ahí para apoyarnos, aprender de nuestros errores, crecer y soñar juntos. ¡Eso sí, somos unos soñadores!
Tengo otra familia y esta me la ha dado el trasegar de la vida, mis amigos y compañeros. Muchos de ellos pertenecen a la Biblioteca y son un apoyo incondicional en cada momento de mi vida, aprovecho para agradecerles su cariño, apoyo y compartir conmigo desde un almuerzo, un consejo, un abrazo y en fin… ¡por brindarme momentos inolvidables!
Para mi la nueva estructura física de la Piloto es todo un éxito debido  al  aprovechamiento  de los espacios, las mejoras tecnológicas, su  innovación y la gran oferta de: servicios, actividades culturales y procesos de capacitación.  Todas estas apuestas hacen que la transformación de La Piloto atraiga una gran cantidad de nuevos usuarios.
Otra apuesta que me parece bastante acertada es el fortalecimiento  del Archivo Fotográfico, pues éste ha convertido a La Piloto en una especie de galería de arte, corredor tras corredor. Me parece increíble ver como se ha transformado la ciudad y a su vez la Biblioteca, porque me recuerda a mí y a los usuarios ¡cuanto hemos crecido y cuando más vamos a crecer y a cambiar!. 
 

Mi promesa de vida está relacionada con mis proyectos familiares, pero mi mayor deseo es que Dios me siga bendiciendo con salud para poder disfrutar de mi familia y mis proyectos a futuro.
Hago deporte, pero cuando no lo hacía, solía pasar los días mucho más agotada, sin mucho ánimo, estresada y era difícil ver la solución a los problemas. Mi hijo me dice que todo esto tiene una explicación científica, pero para mí el deporte simplemente es sinónimo de relajación, tranquilidad y darle dinamismo a mi día a día. En cuanto a beneficios, creo que son muchos: mantener un buen peso, gozar de buena salud, trabajar con disciplina, tener una buena actitud y sobre todo mantener la mejor armonía en el trabajo y en la familia.
El futuro de la Biblioteca Pública viene dándose desde su transformación física para seguir siendo y ser más competitivos y poder ofrecer cada día servicios de mejor calidad para toda la comunidad.
En general deseo que cada vez podamos llegar a más hogares de la ciudad, preservando la cultura y fortaleciendo la promoción de la lectura  a pesar de los avances tecnológicos. Pienso que esto lo podemos  lograr desde cada área de la Biblioteca, cuando ponemos atención a los pequeños detalles: una sonrisa, una buena actitud, motivación y disposición a la hora de prestar un servicio, tanto a los usuarios, como en nuestro entorno de trabajo.
 
 
 
 
 



Copyright 2010 © Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.

Skip to content