Actualidad bpp

Actualidad bpp

JAIME MANZUR:

Con el alma dentro de un cuerpo de aserrín y de madera

Por: admin

09 Abr 2021, 10:13

Jaime Manzur Londoño, nace en Guinea Ecuatorial en 1937 y fallece en Bogotá, Colombia, un 10 de noviembre de 2019.  De padre libanes y madre colombiana y paisa. La familia  residenciada en España decide emigrar  al estallar la Guerra Civil española y se refugian  en África, huyendo del conflicto interno español que cobró más de medio millón de vidas entre combatientes y víctimas civiles.   

Su hermano, David Manzur, es una de las más grandes figuras de la pintura colombiana  y su hermana  Sara Manzur se destaca en el mundo de la literatura y de las letras. Los tres se dejaron sumergir en las aguas sagradas del arte y la creación artística impulsados por el entusiasmo de su madre Cecilia. Esta escuela en el arte la iniciaría Cecilia Londoño, una madre  paisa que le regalará un pequeño teatrillo de títeres. A falta de brindarle al pequeño Jaime más personajes para su diminuto mundo de personitas, recuerda el maestro, en  entrevista radial con  Yolanda Ruiz, que su madre le recuperaba las cáscaras de huevo para construir nuevos personajes:

“Cuando ya tenía más conciencia, de siete años, mamá nos enseñaba todo tipo de arte. Nos  enseñó a hacer los primeros muñecos en cáscaras de huevo, al huevo se le sacaba el interior sin romperlo, para que me quedara solo la cabecita…” “…Mamá me decía mucho: cuando aprendas a hablar y leer puede ser director…Dios nos ha dado a los tres hermanos una memoria impresionante para poder recibir todo lo que leemos.”

Recuerda el generoso iniciador de la Zarzuela en Colombia, quien con sus muñecos, dío inicio y motivó a ese público curioso y exigente de los niños, que siempre rondaron los escenarios diminutos, pero de ampuloso decorados y vestuarios elaborados de una filigrana única, de hilos, lentejuelas y canutillos; siempre apoyado en el rigor histórico de la  época, debido a la formación que el maestro recibiera en historia del arte, dirección artística, música, danza y pintura entre otros saberes; que el forjador de títeres sabrá impregnar a este pequeño mundo de mimesis y representaciones. 

Al llegar a Colombia se instalaron en Armenia, por eso aquella ciudad lo nombró hijo ilustre; pero Jaime siente más extensa su patria emocional en ese territorio que incluye los departamentos que en otro tiempo conformaron el viejo Caldas.

Luego se dejó arrastrar por el teatro y la danza, pero sin abandonar el mundo de las marionetas. El pequeño Jaime no encontraba mucha relación por las preferencias  de los niños de su edad que gustaban de Popeye y Superman; él prefería leer Moliere y otros autores clásicos de la literatura y del teatro.

Cumplido los 15 años se gradúa en danza superior y crea en Medellín la primera Compañía de Ballet Clásico de Medellín, grupo que también trabajaba el  teatro y las marionetas; luego vendrían la ópera y la zarzuela, todo esto con la Biblioteca Pública Piloto de Medellín y con su director Julio Cesar Arroyave, donde realizaría sus primeras presentaciones en su sede del Palo con la Playa y posteriormente el maestro se presentará con su compañía en la inauguración de su nueva sede en el sector de Otrabanda, hoy Carlos E. Restrepo.       

Cultivando la danza clásica conoce y se hace amigo de Delia Zapata Olivella, de quien profeso un cariño especial y respeto por el liderazgo de aquella hacia  la música y el folklore nacional.  

Suponemos que por sus raíces españolas, Nueva Guinea era colonia de España en el África, éste lideró y cultivo en Colombia la zarzuela o drama musical típicamente español en el que un texto dialogado, generalmente de carácter ligero, a veces bufo,a veces sátiro, escenificado con ampulosidad y donde se  alternan partes cantadas y partes habladas.

Todo eso lo acompañaba con sus muñecos articulados. Del legado que aún se conserva en Bogotá en su casa sede de Chapinero y administrado por la Fundación Jaime Manzur se tiene inventarios de unas 800 marionetas o títeres, 4.000 vestidos y una amplia colección de telones pintados por las manos del titiritero, que además, como su hermano también pintaba. Tal vez sea el mayor legado de Manzur para la cultura colombiana la formación de más de 25.0000 alumnos formados en sus academias de baile, danza, música y demás artes representativas.    

Manzur viajó como un gitano ilustrado por lo ancho y lo largo de la geografía nacional, tocó la puerta en emisoras, bibliotecas públicas como La Piloto; también logró realizar algunos programas en televisión nacional donde presentaba cuentos y zarzuelas escenificadas por sus marionetas.No es extraño que muchos mayores de 50 recordemos los dramas y cantos españoles representados a través de la articulación de esos muñecos con cuerdas, vestidos con tocados de ópera,  finamente elaborados por las manos del artista. Era así como la franja infantil se deleitaba o asistía en su propia sala a la representación de “La leyenda del beso” o un cuento clásico como el de pinocho. 

En 1977 el reconocido Almanaque Mundial dedicará a Jaime Manzur tres páginas por su labor artística en el Teatro (como actor y director), la Pintura y la Escultura (lo que le ha permitido realizar cientos de escenografías), la Literatura y la Poesía (con la que ha adaptado cuentos y obras de la literatura universal), y la Música, en especial la Lírica participando  como director artístico y escénico.

Recordemos que en 1984 La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) por sus méritos y trayectoria le otorga una beca de investigación escénica en Londres, Roma, Madrid y París; posteriormente en 1986 de nuevo la UNESCO le otorgó  otra beca de cinco meses para ampliar sus conocimientos escénicos en  Yugoslavia y posteriormente en Moscú (antigua cortina de hierro), siendo invitado de honor al Teatro Nacional de Marionetas de Praga, hoy república Checa.  

Todas sus obras, contaron siempre con el diseño, escenografías y vestuarios, caracterizaciones y accesorios, creaciones  del propio Manzur,  dado su profundo conocimiento sobre la historia del arte del traje, el folklore y el vestuario típico y regionales de cada país.

Su trayectoria de más de 60 años de vida artística,  le ha permitido dejar una estela, una fuente inagotable de creaciones, escuelas y aprendizajes como la de haber  dirigido diferentes agrupaciones líricas, folclóricas y teatrales entre las que se destaca: Ballet Clásico de Medellín, Compañía de Marionetas Jaime Manzur, Ballet Clásico de Armenia, Agrupación Lírica de Armenia, Ballet Folclórico de Cundinamarca, Ballet Teatro Colón, Fundación Amigos del Arte, Ballet Jaime Manzur, Fundación Jaime Manzur, Fundación Arte Lírico, Fundación Prolírica de Antioquia, Compañía de Ópera y Zarzuela Jaime Manzur.

El mismo año es invitado de honor al festival de marionetas de verano en el Teatro Obrastov de Moscú (URSS), así mismo por los teatros de Hungría y Rumania siendo aclamado por su presentación con la CUMBIA DE COLOMBIA en Marionetas.

En 1985, la Unión Musical Española en Madrid y su  Director Manuel Passo Andre, le confiere el título Ad-honoren: de “Abanderado de la Zarzuela”. En 1992 la Alcaldía Mayor de Bogotá lo condecoró con la medalla AL MÉRITO ARTÍSTICO por su larga trayectoria en bien de la cultura Distrital y Colombiana. En 1997 es  condecorado por el Gobierno Nacional por  sus 45 años de vida artística al servicio de Colombia. en el 2011 el Senado de la República de Colombia, lo condecoró con la Medalla de COMENDADOR en las ARTES ESCÉNICAS y en el 2012. La Secretaria Distrital de Cultura, Recreación y Deporte le otorga “ PREMIO DISTRITAL DE CULTURA – CONCURSO VIDA Y OBRA.

Hoy la Fundación Jaime Manzur sigue los pasos y la senda del cultivador de grandes historias en pequeños mundos. Tuvimos la oportunidad de hablar con Francisco Piedrahíta, acompañante del maestro por más de cuarenta años, quien hoy es el Representante Legal de la Fundación y nos manifiesta que a pesar de las restricciones el legado continua. “Hemos contado con el apoyo del Ministerio de Cultura, logrando hacer funciones en línea como el Gato con botas y la Bella durmiente; igualmente nos expresa el acompañamiento de la Universidad de los Andes, quien realizó en vida del maestro una retrospectiva de su trabajo y labor con una exposición de  sus marionetas, escenarios, vestuarios y atrezzos más representativos.”

Hoy el espíritu de Jaime Manzur vive en las formas de sus marionetas o como decía el maestro, con el alma dentro de un cuerpo de acerrin y de madera.

  • “…Con el alma dentro de un cuerpo de acerrin y de madera”.
    Jaime Manzur

  • “Las cosas deben ser correctas. Tengo más el deber intelectual que la misma plata. Me encanta la disciplina, para mí eso es la base de la vida, me gusta mucho evitar lo incorrecto”
    Jaime Manzur 

  • “Como maestro debes apoyar a los alumnos, no rivalizar
    Jaime Manzur


Copyright 2010 © Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.

Skip to content