Actualidad bpp

La Casa Gardeliana, un lugar inolvidable

Por: admin

19 Jun 2018, 6:52

Nataly Mira
La Casa Gardeliana: “¡Un lugar para salir de la rutina y conocer más a Medellín! Así lo expresó Ricardo Angarita durante su primera visita a la Casa Gardeliana en compañía de su padre Enrique. Ellos llegaron desde Robledo para conocer un lugar sobre el que habían escuchado muchas historias pero que solo hasta ahora incluyen en su mapa.
Por ‘La 45’, corazón del barrio, se toma el ‘caminito’ hacia un lugar creado para honrar y mantener viva la memoria de Carlos Gardel a través de fotos y exposiciones que inmortalizan su imagen; de tangos que nos llevan a querer ‘volver’, recorridos guiados para conversar sobre una misma pasión musical; un espacio de puertas abiertas para que propios y visitantes conozcan una parte de la historia cultural de la ciudad.
 

 
 
La Casa Gardeliana es una idea original de Leonardo Nieto, un argentino que se enamoró de Medellín y quiso contribuir a la conservación del ritual colectivo por Gardel. Según Mario Patiño coordinador del sitio, “Nieto llegó en el 60, él quería conocer en dónde murió su ídolo y en su visita descubrió que más allá de Gardel, el movimiento tanguero aquí era muy fuerte. Encuentra que en Guayaquil se concentraban la mayoría de los bares, cantinas, y que hasta allí llegaban obreros de Campo Valdés, Castilla, Robledo, Buenos Aires y Manrique a escuchar tango”.
Patiño cuenta que ‘don Leonardo’, recorrió dichos barrios pero fue en Manrique donde vio una doble oportunidad: cultural y comercial, pues de esquina a esquina ya fuera en bares o en viviendas, sonaban tangos y “en ese entonces el sector con sus casitas de colores, se le pareció mucho a Caminito, entonces fundó la casa en 1972, pero ya desde el 68 había empezado con el Festival Internacional de Tango porque su deseo era que Medellín fuera la segunda capital tanguera, pensando también en esto, ese mismo año gestionó la estatua de Gardel que hoy es un emblema para el barrio”. 
Tras 10 ediciones, en el 2007 por Acuerdo Municipal, la Alcaldía rescató la celebración del Festival con el fin de evitar que un género musical, impreso ya en la cultura, perdiera valor con el paso del tiempo; luego en el 2011 compró la Casa Gardeliana y tras su declaración como Patrimonio Cultural, entregó la curaduría a la Casa Museo Pedro Nel Gómez.
Actualmente, este espacio cuenta con exposiciones que se renuevan cada cuatro meses, clases de tango para niños, niñas y jóvenes, talleres pedagógicos de acercamiento a la vida y obra de Gardel, y los últimos viernes de cada mes hay milonga para todo tipo de público. Anota Mario Patiño que de Bogotá y Cali, es desde donde llegan más visitantes.
Ricardo y Enrique recorrieron la casa con atención y mucha emoción, es que sin duda ellos están unidos por la afición al tango. “Mi hijo se casó en Ibagué y en vez de un vals cómo le parece que bailó con la novia un tango ¡Eso fue un hito!, imagínese uno en la ciudad musical de Colombia bailando Por una cabeza de Gardel”, manifiesta con orgullo Enrique Angarita. Él recuerda con nostalgia cómo sonaba Junín sobre todo los fines de semana, por eso, estar en la Casa Gardeliana fue para él como un viaje al pasado y una oportunidad para reafirmar que en Medellín aún hay muchos tangos por escuchar.
Al respecto, Ricardo asegura que su boda fue inolvidable gracias a la herencia tanguera de su papá: “él lo ha escuchado toda la vida, entonces a mí siempre me ha gustado. A nosotros el vals nos pareció muy europeo, queríamos algo más nuestro, y por eso mi novia y yo vimos tutoriales en YouTube y durante una semana preparamos el baile. Yo viví en Bogotá, luego en Ibagué, y siempre añoraba volver a Medellín, ir al centro, a Junín, y sentir lo que es esta ciudad. No podemos volvernos un retrato y hacer diario las mismas rutinas. Nosotros por ejemplo decidimos salir en este día de descanso y hacer algo que no habíamos hecho: ir a un barrio tradicional y conocer la Casa Gardeliana. Yo invito a toda la ciudadanía para que la conozca porque esto es patrimonio de todos”. Por su parte Enrique asiente diciendo “yo me había perdido esta joya, y creo que muchas personas ya se están dando cuenta de la magnitud de lo que es el tango para la ciudad”.
Dentro de la programación del Festival Internacional de Tango de Medellín 2018, contamos con una serie de conferencias que se llevarán a cabo allí el 21 de junio:

  • 5:00 p.m. Conferencia: “El machismo en el Tango: Sor Juana Inés y las milonguitas”, Laura Cecilia Bedoya Ángel.
  • 6:00 p.m. Conferencia: “Aquí también se canta el Tango”, Alberto Burgos.
  • 7:00 p.m. Conferencia: “Tango: Vida, Muerte y Resurrección”, Jorge Guillermo Collela.

Mientras que el 24 de junio a las 3:00 p. m. la estatua de Carlos Gardel ubicada en ‘La 45’, será el escenario para la entrega de una ofrenda floral y una intervención artística en su honor. Encuentra toda la programación aquí.
 
 
 



Copyright 2010 © Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.

Skip to content