• Búsqueda de libros, revistas, folletos o mapas.
  • Búsqueda, consulta y visualización de fotos, audios o documentos
  • Búsqueda de libros, revistas, folletos o mapas en cinco diferentes bases de datos.
  • Centro de Documentación del Departamento Administrativo de Planeación - DAP.

La fiesta del libro y la cultura. Una margarita con todos los colores.

Nuevamente la ciudad vivió en medio de árboles y naturaleza esa cita amplia y bulliciosa con los libros y sus forjadores. Para grandes y chicos se dispusieron estos espacios de encuentro no solo en compañía de las creaciones, los libros,  sino con los mismos autores. Chile, el país invitado, nos trajo algunas de sus figuras. Pudimos ver a ese pajarraco urbano que desde las alturas de la cordillera se posó en la vida urbana para estar y enfrentar la ciudad como lo puede hacer el paisano o el parcero de la esquina. Nos referimos a Condorito, a ese párvulo de Cóndor que con sus ocurrencias sociales se hizo vivo y palpable en los dedos del dibujante chileno René Ríos Boettiger  “Pepo,” padre de este pícaro y sempiterno adolescente que en el presente año cumple 70 lustros  de existencia.

Bravo por Chile, por darnos a la maestra Gabriela y al simpático diplomático de ojos indígenas de Isla Negra, al inmortal Pablo Neruda.  Chile también nos trajo los mapas y las rutas trazadas por los europeos en su descubrimiento del océano pacifico, el que siempre besa el costado oriental del continente.

Bravo también para nuestra Biblioteca y sus servidores,  que animados y dispuestos mantuvieron una presencia permanente en sus espacios con charlas, talleres e invitados, porque la palabra y la oralidad  son lectura viva.  Nos alegramos porque somos un eslabón de esa cadena de delicada filigrana que teje o conecta al mundo del libro: al que piensa, al que escribe, a quien invierte, compra, presta, lee, comparte, sueña y produce y vuelve y crea.

 

 

Felicitaciones a nuestros aliados, de Los Días del libro, que supieron administrar la marea de ciudadanos que por el orden de medio millos fueron, caminaron, se divirtieron, compraron, se sentaron, rieron y tomaron aire  en cada uno de sus espacios.

Los libros y la lectura sin duda, son  todavía nuestra esperanza contra la barbarie, contra la falta de amor, contra la ley del más fuerte; el libro y sus contenidos al igual que sus trashumantes, sus propagadores, que somos nosotros los bibliotecarios  y sus  forjadores; decimos forjadores porque el libro pasa en su facturación   por instancias similares a la de la construcción  de una espada: el fuego de las ideas y el martillo de las palabras; para darle continuidad a esa mirada del libro y la lectura como arma civilizadora y emancipadora de todos los salvajismos.

Ya la comunidad amplia y diversa deberá estar haciendo su propio balance, al igual que las casas editoriales y los demás participantes como nosotros. Todo tan diverso, tan variopinto como la propia naturaleza que nos acompañó y nos acogió.  Diverso como una flor de pétalos pintados por los colores del arco iris.

Y aunque el éxtasis no se repite, como lo decía el bibliotecario ciego de Buenos Aires,  la ciudad y quienes participamos de esta fiesta ya queremos saber que nos depara la próxima Fiesta del libro y la cultura de Medellín.


© 2010  |  Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina | Carrera 64 No. 50 - 32 | Barrio Carlos E. Restrepo. Medellín- Colombia.