Desde adentro

Las navidades de un opita

Por: admin

17 Dic 2019, 7:58

Mario Andrés Ceballos es nuestro personaje del mes, en junio su nombre estuvo en la lista de los mejores servidores de la Piloto. Recientemente obtuvo su título profesional. Mario es de esas personas cálidas y amables que siempre están frente del usuario en el servicio bibliotecario de la Piloto.
Supimos que es del Huila, un “guámbito” que luego se ira a vivir a Cali y se casará con una caleña Viviana,  que hoy es su esposa. Le pedimos a Mario que nos hable de aquellas navidades vividas.
Recordemos que en el Departamento de Huila nace el río Magdalena, tierra rica en contrastes, surcada por ardientes llanuras y enmarcada por extensos arrozales y numerosos pueblos; corazón del Bambuco,  el mismo ritmo que surcando las montañas habita la región andina y los dos Santanderes. Huila, la del Desierto marciano  de la Tatacoa, la de la ciudad milenaria  y perdida en el tiempo, con nombre de santo cristiano, San Agustin; la de la energía telúrica bañada  por el sol y que besa a las  montañas más lejanas.
Tierra de indígenas bravíos, como los pijaos y andaquíes; como la cacica La Gaitana, quien vengó la muerte de su hijo Timanco y cuya historia quedó como muestra de amor y valentía.
Mario Andrés:
“La navidad que más recuerdo son los años que viví en la ciudad de Cali, porque el ambiente que tomaba era diferente, la ciudad se alistaba para la llegada de la navidad, además de la Feria de Cali, en el barrio la gente se reunía para decorar las calles, pintar las casas, hacer el tradicional año viejo, el ultimo que recuerdo fue el personaje de Chávez. Aquello lo hacia el señor Manolo, del barrio obrero, un experto en hacer muñecos de años viejos, inclusive era reconocido en la ciudad por ganar casi todos los concursos.
Aproximadamente entre los años 80 y 90, el 24 de diciembre la gente del barrio, (en este caso el barrio Obrero) la comunidad salían a conversar, a quemar pólvora y degustar los platos navideños de los vecinos, pues se tenía como tradición probar estas comidas especiales.
Del 25 diciembre al 30 de diciembre se daba apertura de la Feria de Cali, donde se iniciaba con cabalgata en el norte de Cali, luego la Feria se centraba en la famosa Calle Quinta (5) para ver y escuchar las diferentes orquestas de salsa.
También se hacían las verbenas que son fiestas populares al aire libre y de noche, que se hacían en los barrios, generalmente se cerraba una calle de esquina a esquina.
El 31 de diciembre se reunía toda la familia para recibir año nuevo, celebrando con comidas típicas del valle, como: el manjar blanco, tamales, hojaldras, el desamargado, el aguardiente del valle; y a las 12.00 de la noche, se quemaba el año viejo del barrio con todos los vecinos.
Pues, esto es lo que más recuerdo y con mucha nostalgia, pues ya no volverán muchas de las tradiciones y personajes de la ciudad de Cali.
Mi esposa se llama Viviana Estrada y es de la ciudad de Cali. Tengo 2 hijos hombres uno se llama Diego Fernando Ceballos, tiene 20 años, trabaja en el aeropuerto de Rionegro de operario y el hijo menor, Jonathan Andrés Ceballos, estudia y ambos nacieron en Cali.
Nací en la ciudad de Neiva, capital del departamento de Huila, pues lo que recuerdo de la ciudad en ese entonces era su calor fuerte, las camisas guayaberas que utilizaba la gente adulta, los tamales huilenses y las achiras como platos típicos, y el mango criollo que se daba a montón, ya que el árbol del mango crece rápidamente por ser el clima cálido.
También recuerdo ir al rio bachue, que quedaba a media hora de la ciudad de Neiva y era lugar tradicional como balneario.  Recuerdo mucho que la gente decía que allí había rayas, y el temor era porque aquel animal  tenía un aguijón en la cola y el rio se prestaba porque era arenoso y al  animal decían gustaba de  esconder en la arena, jejejeje.
Por último, me acuerdo que me escapaba de la casa para salir con los amiguitos y recorrer trochas y senderos del barrio. “
 
¿Recuerda alguna anécdota o chascarrillo que la haya ocurrido en la prestación del servicio con algún usuario?
“Un usuario que se llama don William siempre viene a preguntar por mí, es un usuario en situación de discapacidad, y me busca para que le ayude a buscar direcciones, teléfonos y correos de Instituciones de esta índole. Todos mis compañeros saben cuándo llegan porque cuando habla se le escucha hasta dónde estamos y en toda la Sala General.”
 
¿Quisiera preguntarle cuál es el factor que en la prestación del servicio usted considera diferencial o característico del servicio de la Piloto?
“Yo considero 2 factores y que los mismos usuarios lo ratifican, uno es excelente servicio, es decir atender al usuario desde la entrada, orientarlo, hasta que se le resuelva su inquietud. Otra y no menos importante la actitud, creo que todos nos hemos colocado la camiseta para llevar la Piloto donde está.”
A Mario, que ahora se encuentra de vacaciones, le recomendamos para estas mañanas tan frías que se tome la “surumba” o aguapanela, en buena “idioma paisa.”
 
 
 
 
 
 



Copyright 2010 © Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.

Skip to content