• Búsqueda de libros, revistas, folletos o mapas.
  • Búsqueda, consulta y visualización de fotos, audios o documentos
  • Búsqueda de libros, revistas, folletos o mapas en cinco diferentes bases de datos.
  • Centro de Documentación del Departamento Administrativo de Planeación - DAP.

Manuel Mejía Vallejo, maestro de la palabra y amante de las montañas.

 

“Unas montañas muy verdes de una altura imponente han sido desde siempre el territorio de mis ensoñaciones. Ese lugar cosmogónico que explica toda la existencia y que para algunos sería el mar, el desierto o el bosque, es en mi caso la cordillera andina colombiana, paisaje originario que comparto con Manuel Mejía Vallejo (1923-1998)”, escritor representativo de la narrativa andina del país, para quien la comunión con la tierra será el motivo central de su obra.

Desde que Colombia era la Nueva Granada sus territorios han sido fuente de inspiración: el Caribe, el gran sistema montañoso y la selva amazónica son una invitación constante para cualquier artista.

Las principales novelas de la literatura colombiana asumen la geografía como necesaria y fundamental a la hora de narrar, es el caso del Valle del Cauca en María (Jorge Isaacs, 1867), de la selva en La vorágine (José Eustasio Rivera, 1924) y del pueblo caribeño de Cien años de Soledad (Gabriel García Márquez, 1967). Cada novela, desde un contexto y estilo diferente, narra el paisaje y le asigna un lugar dentro de la historia, convirtiéndolo en un elemento central e inolvidable que trasciende la descripción de un territorio y muestra su pluralidad metafórica, enunciando los más profundos estados del alma, las penalidades y desavenencias de los caminos vitales o las reminiscencias de una familia que se pierde en los siglos.”

Palabras introductorias de la Tesis doctoral, dirigida por la Doctora Carmen Ruiz Barrionuevo presentada en el Departamento de Literatura Española e Hispanoamericana de la Facultad de Filología de la Universidad de Salamanca, España y elaborada por la paisa y profe Eliana María Urrego Arango, con el nombre de: “Balandú, pueblo en vía de sueño: Universo literario de Manuel Mejía Vallejo.

La Tesis completa se encuentra publicada en la internet y nos hemos servido de algunos de sus apartes para hablar del maestro de la palabra, del amante de la montaña y el campo, de Naután y Candil, seudónimos que utilizó en algunas de sus publicaciones el orfebre del leguaje Manuel Mejía Vallejo.

También tuvimos la fortuna de escuchar su voz cadenciosa, sus pasos lentos, labrados con el tiempo, su opinión y autoridad, cuando se refería en tono de crítica literaria, en su taller de escritores, al que durante más de dos décadas dirigió en la Biblioteca Publica Piloto de Medellín, hasta sus últimos años de existencia.

La Biblioteca Pública Piloto de Medellín (bpp) alberga dentro de sus colecciones patrimoniales el Fondo Manuel Mejía Vallejo (MMV). El Fondo (MMV) lo componen documentos relacionados con su vida profesional y familiar entre los años 1947-1997.

Correspondencia   familiar, de amigos y contemporáneos como Carlos Castro Saavedra, Alberto Aguirre, Oscar Hernández entre otros; también de instituciones como la Imprenta Departamental de Antioquia, de la cual fue su director en 1957 y documentación relacionada como director del taller de escritores de la (bpp), actividad que inició aproximadamente en 1979. Además de material temático relacionado con el tango, el café, y otros materiales de estudio, utilizados por el autor para el desarrollo de sus diversos escritos. La mayor parte del Fondo lo conforman manuscritos de sus novelas: La casa de las dos palmas, El día señalado, Los abuelos de cara blanca, Aire de tango, Este cadáver es mío y Las muertes ajenas, entre otras. De algunas de estas obras hay diferentes versiones y tienen anotaciones manuscritas hechas a lápiz y lapicero por el autor. Encontramos cuentos, poemas, ensayos, presentaciones de libros y prólogos, entrevistas, fotografías y los manuscritos de anotaciones generales y fragmentos de obras como La casa de las dos palmas, Los invocados y Los humaníacos. Artículos de prensa escritos por el autor sobre diferentes temas y personalidades, así como los que se escribieron sobre su vida y obra. Podemos encontrar también dentro de este material los guiones mecanuscritos de obras como: El día señalado, Aire de tango, El espantapájaros y Tiempo de sequía y algunas de sus obras adaptadas al cine y la televisión.  Un apartado de caricaturas, dibujos y bocetos, especialmente   bocetos de objetos tridimensionales en los que se advierte una faceta poco conocida por algunos.

Existe además en la Web de la Piloto www.bibliotecapiloto.gov.co  parte de esta documentación: correspondencia, caricaturas y dibujos, artículos de prensa escritos por Manuel Mejía Vallejo sobre: escritores, pintores y sus obras, temas de actualidad, reflexiones, la música, las costumbres, Antioquia, fotografías, discursos, entrevistas y reportajes. Todo se encuentra dispuesto, debidamente organizado y almacenado para que el público pueda acceder con facilidad a esta documentación digital.

Retornemos la Tesis Doctoral del 2017 de Eliana María Urrego Arango quien se expresa en su introducción del universo literario de Mejía Vallejo.

“Manuel Mejía Vallejo, cuya obra se compone de once novelas, seis libros de cuentos, cuatro poemarios, además de una significativa producción periodística. La obra de Mejía Vallejo se caracteriza por moverse en tres grandes ámbitos: el campo, la ciudad y la conciencia mítica. Sus primeras novelas narran la vida campesina, el desarraigo de la tierra y el paso a la ciudad. La situación de violencia del país durante los años cincuenta lo incita a escribir sobre la injusticia y las diversas formas de violencia, de donde surge uno de sus principales trabajos, El día señalado (1964), novela ganadora del premio Nadal en 1963.

Desde los años setenta hasta el final de su vida, Mejía Vallejo se dedica a la creación de un universo ficcional que le permite reconstruir el mundo habitado por su generación, un escenario que va desapareciendo debido al paso de los años y al proceso de modernización del país. Así surge Balandú, una aldea imaginaria que refleja la vida de un pueblo andino a través de la historia de la familia Herreros, fundadora y dueña de gran parte del poblado donde se desarrolla la obra máxima de nuestro escritor, La Casa de las dos Palmas (1988), que le valió el premio Rómulo Gallegos en 1989. Balandú muestra la madurez literaria del escritor, con este mundo se materializa el paso de una escritura realista, cercana al costumbrismo, a otra de carácter experimental que se enriquece con la fantasía, el mito y la metafísica.

Si bien la crítica ha destacado la importancia de Balandú para la comprensión de la obra de Mejía Vallejo –considerando este espacio como una aldea, un mito y una geografía imprescindible en la narración que da un marco referencial a la familia Herreros y que puede equipararse con universos como el de Yoknapatawpha (William Faulkner 1897-1962), Comala (Juan Rulfo 1917-1986) o Macondo (Gabriel García Márquez 1927-2014)–, apenas se encuentran estudios dedicados a conocer en profundidad dicho universo. Las escasas tesis de doctorado que se han realizado se dedican a analizar la violencia, el cambio de estilo en el conjunto de la obra y los aportes novedosos del escritor para narrar el regionalismo anteponiéndose a la modernidad. Las tesis más recientes –contemporáneas a este trabajo– abordan el espacio ficcional como parte del análisis de ediciones críticas, donde se señala la importancia de este y se sitúa como una línea de trabajo pendiente para el conocimiento de la narrativa del autor.”

La Tesis doctoral de Eliana María Urrego Arango compuesta por unos 500 folios es un compendio interpretativo de agudezas del universo literario de Mejía Vallejo; tal vez usted desee acercarse a los mundos narrativos de Mejía Vallejo sin mediación, pero para alguien neófito en estas montañas literarias será una guía imprescindible.

La última sorpresa que encontramos del autor es un filme de unos sesenta minutos, a color y sonido, en formato de 16 milímetros, donde el escritor y periodista entrevista al muralista e ingeniero civil Pedro Nel Gomez. La Piloto está realizando contactos con su productor para digitalizarla y ponerla en acceso público.

Ya debemos estar preparándonos para el 2023, año del centenario del nacimiento del hijo del suroeste Antioqueño, que por milagro de la vida nació dos veces y en diferente   pueblo.


© 2010  |  Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina | Carrera 64 No. 50 - 32 | Barrio Carlos E. Restrepo. Medellín- Colombia.