Desde adentro

Rendición de Cuentas a la ciudadanía: Empoderamiento ciudadano y democracia participativa.

Por: admin

09 Ene 2018, 12:34

“La hacienda nacional no es de quien os gobierna. Todos aquellos a los que habéis hecho depositarios de vuestros intereses, tienen la obligación de deciros el uso que de ellos han hecho.”

Simón Bolívar.


Tal y como cuando una empresa privada rinde informes a sus accionistas y propietarios, nosotros los servidores públicos, tenemos la obligación de rendir cuentas a nuestros usuarios y a la comunidad. El proceso de rendición de cuentas a la comunidad es parte de las acciones que las entidades públicas debemos ejecutar y mejorar, como componente del Plan Anticorrupción que hace parte de las buenas prácticas en la cultura organizacional de las entidades públicas y que por normatividad son de estricto cumplimiento.
Nada de esto tiene un verdadero sentido sino comprendemos su dimensión y beneficios. Aunque de rendición de cuentas se viene hablando en Colombia desde los años 80, es con la constitución del 91, que ésta tiene un sustento normativo que invita a aproximar y empoderar al ciudadano en las decisiones de lo público. Bueno, algunos dirán que nuestra débil democracia apenas simula dar participación a la comunidad y que pocas veces esa participación es real y efectiva; en este sentido la rendición de cuentas a la comunidad se convierte en un factor de apropiación ciudadana de lo que ocurre en las entidades públicas, por ser el ciudadano el verdadero   aportante y accionista de lo público.
Hay que decir que rendir cuentas es un ejercicio permanente, cada vez que un ciudadano se acerca a una entidad pública para obtener o acceder a cualquiera de sus servicios, éste puede obtener información de la entidad sin hacer una sola pregunta, sólo con observar la calidad y oportunidad del servicio, el trato que recibe, la forma cómo son atendidas y resueltas sus demandas. En ese contacto la comunidad tiene derecho a manifestarse a través de los mecanismos de participación ciudadana.
¿Cómo preparar la institución para una rendición de cuentas?
Aunque existe muchas modalidades de eventos: como audiencias públicas, mesas temáticas y muchas otras, los manuales y documentos orientadores son claros en algunos de los aspectos para estos encuentros: deben ser presenciales, participativos, de diálogo e interlocución con la ciudadanía. Su contenido debe llenar las expectativas que la comunidad tenga acerca de la institución pública.
El manual de la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP) es uno de los más claros en este sentido: “Si bien toda rendición de cuentas supone la transmisión de información, no toda transmisión de información constituye rendición de cuentas… solamente brindar información exitosa se convierte más en publicidad que en un ejercicio de rendición de cuentas.”
Se debe crear un equipo de responsables liderado por la subdirección de Planeación, con el acompañamiento de la Subdirección de Contenidos y Patrimonio, Comunicaciones y Control Interno.  También es necesario evaluar el anterior ejercicio de rendición de cuentas y hacer los ajustes. Finalmente, la organización debe prepararse para ese ejercicio, eso es lo que estamos haciendo, sensibilizándonos y empoderándonos de la importancia de rendirle cuentas a la comunidad.
La sensibilización
Es desde lo que producimos en cada una de las áreas de la institución en donde se aprecia la gestión, aquí inicia la recolección de la información y aunque hay muchos métodos para recolectarla, dejémosle ese paso a Planeación que ya presentó una propuesta para esa recolección en el anterior Comité Técnico de la Biblioteca.
Según la cartilla de la ESAP, el informe deberá contener unos mínimos obligatorios: Informe de implementación del Modelo Estándar de Control Interno. MECI, Sistema de Gestión de Calidad, Avance de la Estrategia de Gobierno en Línea, informe contable exigido por la Contaduría General de la Nación, El informe de avance a las metas de SIGOB, El plan de mejoramiento resultado de la auditoría realizada por la Contraloría General de la República, El informe de rendición de la cuenta fiscal, y clasificar y analizar las observaciones que presente la ciudadanía. Las Peticiones, Quejas, Reclamos, Sugerencias y Denuncias. (PQRSD)
En simultaneo con esto Comunicaciones deberá preparar la estrategia de convocatoria y participación ciudadana, el Comité de Rendición de Cuentas deberá elaborar un cronograma con sus responsables para el cumplimiento de todas las acciones.
Los invitados
Es importante contar en estos espacios con públicos claves: nuestros usuarios y algunos representantes de los entes de control, los actores y organizaciones relacionadas con nuestra institución. En la Rendición de Cuentas 2016 se elaboró unas listas de agentes relevantes de nuestro servicio, lo volveremos a hacer. Es nuestro deber movilizar a la comunidad a participar de nuestro ejercicio de rendición, como un acto de transparencia y de aprobación pública de lo que realizamos, un ejercicio de empoderamiento ciudadano y de democracia participativa.
En el ejercicio de promoción del evento consultaremos a la comunidad sobre los temas que deben ser priorizados en la audiencia pública.  El informe de la gestión debe ser compartido previamente con la comunidad, y como factor de transparencia, la ciudadanía podrá decidir los contenidos a tratar y priorizar durante la audiencia, de esta manera la Institución puede prepararse para dar respuesta efectiva a ese requerimiento.
Es así como de alguna manera, en mayor o menor grado, todos estamos inmersos y comprometidos con la rendición de cuentas a la ciudadanía. ¡Gracias por hacer parte de este proceso! Juntos vamos a contarle a nuestros usuarios y a la ciudad sobre los logros, retos y hallazgos del 2017.
 
 



Copyright 2010 © Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.

Skip to content