Desde adentro

Un sueño es imaginar las cosas antes que cobren vida

Por: admin

13 Jun 2018, 7:58

El pasado 25 de abril de 2018, un grupo de 30 servidores de la Piloto tuvimos la oportunidad de trabajar en la nueva oferta de servicios que serán incorporados en nuestra sede renovada.  La actividad se llamó: “SEMBRAR-GERMINAR Y FLORECER: Jornada de Sueños para la Reapertura de nuestra Bpp” y en ella participaron servidores de diferentes procesos y servicios.
La actividad se desarrolló en el Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe, y estuvo acompañada de símbolos. Sentimos estar abonando un terreno: el terreno es nuestra sede renovada; y el abono somos nosotros dispuestos a ofrecer mejores servicios para la comunidad.
La jornada comenzó con una actividad lúdica y luego pasamos a la lectura de un cuento corto, donde un granjero revelaba el secreto de ser el mejor cultivador de maíz. El relato concluía con la revelación de que esa buena cosecha obedecía a que el cultivador repartía entre sus vecinos las mejores semillas para que la polinización y los elementos asociados al proceso de la siembra hicieran el resto. La conclusión: siempre seremos mejores y más fuertes si aprendemos y nos conectamos con los demás.
Los equipos recibieron un plano del edificio con la ubicación de las áreas y servicios, para que el grupo sumase con sus diversas miradas. Al finalizar se les entregó a los participantes una semilla de Acacias para que, luego de su brote, sean sembradas en el jardín perimétrico del edificio de la sede central renovada.
A Juan Felipe Restrepo, enlace de nuestra filial Juan Zuleta Ferre, le brotó su semilla, como lo pueden apreciar en la imagen.  Este es el mensaje que nos envía Felipe de su semilla convertida en brote y su relación con la nueve Sede Central renovada: “Esta semilla de Acacia Roja es símbolo de la fuerza y colorido: representa un nuevo ciclo para la institución que, por décadas, viene acompañando a los  usuarios con actividades culturales y ofertas bibliotecarias; este brote de semilla representa la ilusión y el futuro de la familia Piloto.”

Felipe: Gracias por abonar con tu esfuerzo y cariño esta historia que hoy llamamos familia.

 
Para quien quieran leer el relato, a continuación, se lo compartimos:
 

El granjero del maíz

Se cuenta que existió un agricultor que cultivaba maíz y que año tras año ganaba el concurso a la mejor cosecha de su comarca. Desde el inicio del concurso, ganaba permanentemente, sus granos eran siempre los más grandes y amarillos.  Fueron muchos los que quisieron saber el secreto detrás de esas excelentes cosechas.
Un día, en una entrevista con un famoso periodista, el agricultor confesó frente a los micrófonos que su éxito se debía a que compartía con los vecinos sus mejores semillas y sus continuos aprendizajes sobre el cultivo del maíz.
Pero esa respuesta llenó de perplejidad al periodista quién preguntó:
– ¿Por qué comparte su mejor semilla de maíz y sus conocimientos con sus vecinos, si ellos también compiten en el mismo concurso año tras año?
– Verá usted, dijo el agricultor: El viento lleva el polen del maíz maduro, de un sembrado a otro. Si mis vecinos cultivaran un maíz de calidad inferior, la polinización cruzada degradaría constantemente la calidad del mío. Si voy a sembrar buen maíz, necesito ayudar a que mi vecino también lo haga. Por eso, comparto mis mejores semillas, intento atender mi sembrado con mi mejor saber y trato de aprender cada día, de mis experiencias y de las de otros agricultores, nuevas y mejores formas de cultivar y cosechar.

Adaptación de un relato de James Bender y Sergio Mendoza.

 

 



Copyright 2010 © Biblioteca Pública Piloto de Medellín para América Latina.

Skip to content